(Mañana ha sido hoy tan de repente)

dinero dinero dinero


24l112008
__________________________________________________




Existe para certeza del que ignora, y su razón de ser es corazón de zanahoria, trampantojo para que el burro siga tirando de su carga; su fulgor es el wolframio encendido que atrae a las polillas, pulpa de tungsteno incandescente rodeada de una membrana transparente de mentiras que raspan los ojos hasta dejarlos ciegos y no poder ya ver más nada; está como costumbre instalada en mi vecino, en el que era mi amigo, en el que me vende el periódico que nunca lee y que tampoco entiende y que no le importa. Está por todas partes. Es como un dios omnipresente, y como a un dios le rezan, como a un dios le temen, como a un dios le obedecen con fervor violento, ebrios de fe, seguros de la salvación segura por su dedo.

Y mejor que sea así, cierra los ojos. Piérdete todo lo que la luz te ciega, no pienses nada oscuro como estrellas, como velas encendidas en una habitación, como dos que se aman, a pesar de todo, a pesar de dios, de la historia y de los hombres.




([dinero vil metal, mensajes de amor de curso legal.] Dos dólares dan para mucho)

5 han querido poner más luz en esta calle

Blogger UMA, cual luciérnaga, añade que...

Dan para mucho y muy bello, hacès maravillas con las manos, buena vista, paciencia, destreza, dones todos, mi querido Eduardo.
Mientras, el mundo gira con las certezas del ciego, o la pata coja sin levantar la vista.
Besos, Eduardo, que nunca dudo de esa mirada tuya, tan tuya.

24/11/08 11:14  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

Qué preciosidades (de papiroflexia). A veces recuerdo tu destreza casi imperceptible aunque se mire fijamente a tus manos, y pienso en tu talento.
Enhorabuena y besos
Cuidate y que te vaya bien (que te percibo, así, muy bien)
E.

24/11/08 15:59  
Blogger www.seren-dipitismo.blogspot.com, cual luciérnaga, añade que...

Papirofléxico: prestidigitador del papel y, por qué no, de las palabras, que retuerce con sus dedos para obtener formas asombrosas. Parece magia (retorcer papel y palabras), pero es sólo una virtud, que más quisiéramos los demás, claro. Qué bochorno para nuestros dedos torpes, que a lo sumo saben hacer cosquillas. Eso sí, qué cosquillas.

24/11/08 17:50  
Blogger ybris, cual luciérnaga, añade que...

Tu papiroflexia está a la vista. Así que ella sola se explica.
Lo del dinero es eso: trampantojo para burros, luz para polillas, costumbre para el vecino, dios para seguros.
Afortunadamente hay quienes por eso, contra eso, o además de eso se aman a pesar de dios, de la historia y de los hombres.
Y es que el dinero no reemplaza ni a la salud ni al amor.
Aunque a veces lo parezca.

Un abrazo, artista.

25/11/08 06:54  
Blogger Athena, cual luciérnaga, añade que...

Totalmente de acuerdo en que las figuras son espectaculares, y también la secuencia de fotos.

El texto impecable.

Besos

25/11/08 07:14  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-