(Mañana ha sido hoy tan de repente)

La culpa es de uno cuando no enamora


26m062007
__________________________________________________


Querer no duele. Amar no duele. El amor no duele. Es mentira que amar duela. Te duele el desamor. Te duele el no ser correspondido. Te duele la soledad, te duele la ausencia. Todas esas canciones tan falsas que afean el lenguaje que si de amor me muero que si de amor no puedo que si este amor me esta matando. Todos esos histrionismos pseudorománticos, esos Werthers de pacotilla llorando por las esquinas, si te vas me muero, si te vas me mato, chantajistas emocionales... cómo os van a querer así. Si de todas las cosas que podríais dar os dedicáis a dar pena. Guardárosla para rumiarla a solas.

Que yo no sé si el amor se merece. Pero si sé que el amor no duele. El amor salva. El amor plenifica. El amor trasciende y motiva. El amor es motivo. Pero amáis para que os quieran y aun ni eso. Pretendéis que os amen, claro, porque lo necesitáis. Porque todo el mundo necesita amor. Hasta los más descreídos, hasta los más reclacitrantes heridos que se dedican a ir por ahí jodiendo al prójimo necesitan amor. Necesitan consuelo, necesitan al otro porque eso es la vida. Lo he dicho tantas veces que me duelen los ojos de decirlo.

Ya está bien, hombre. Ya está bien. Déjate ya de joder con la murga. Amar no duele. Duele que no nos amen. Duele que no nos ame quien amamos. Duele. Pero te guardas el dolor en el bolsillo o en el cajón o lo tiras por la alcantarilla porque no hay nada que se pueda hacer para remediarlo. Que está bien procurar amor, de hecho creo que es inevitable. Pero deja al otro en paz si no te quiere. Qué vas a hacer. Que acabas haciéndo el ridículo intentando ser otra persona. Intentando seducir a base de imposturas y de lo que tú no eres.

Que si te quieren bien y que si no te quieren mal, de acuerdo, pero deja de ya de una buena vez de dedicarte a penar como si el mundo girara en torno a ti. No hay nada que nos haga más egoístas que el dolor. Pero ya está. Deja ya de decir que el amor duele, deja ya de decir que el amor es una mierda, deja en paz al amor. Porque nada hay más que el amor que dote a la vida de sentido y sin amor, efectivamente, la vida es una mierda. Tú no sabes nada sobre el amor. Yo tampoco. El amor es un misterio. Pero el amor se da. Y punto. Y si no eres capaz de darlo sin esperar recibir nada a cambio, si necesitas que te devuelvan al menos una parte de aquello que tú entregas entonces pídelo por favor y trata de explicarlo y si no vete en paz a llorar donde nadie te vea. Y asúmelo. Ya está. No te quiere. Otros sí, pero claro, a ti el amor de otros te importa nada. Imáginate que esos otros se suicidaran porque no los quieres. Porque estás ahí empeñado en que te quiera quien tú quieres. No hay nada que puedas hacer. Nada. Porque amas a quién no existe. A la proyección mental que de tus sueños haces en un físico que te resulta atractivo. Porque te come el deseo por dentro y quisieras que el otro o la otra fueran como tú los sueñas. Pero son como son. Y a veces no nos quieren. Y ya está. ¿Por qué habrían de querernos? ¿Porque sufrimos?

Deja ya de culpar a nadie. Con todo lo que has hecho por fulano, con todo lo que te volcaste con mengana y mira ahora cómo te trata. Pues si esperas a cambio que te correspondan en realidad tu amor es una moneda de cambio y en ese instante dejas de merecerlo. Así de claro. Que por amor nadie sufre. Por amor nadie está herido. Por amor sólo se puede ser feliz y por amor uno sólo se salva de todo mal.

Date cuenta de una buena vez. Y deja ya de perseguir quimeras. Y sobre todo deja ya de decir sandeces. Deja en paz al amor. Deja ya de perseguir fantasmas. Deja ya de maltratarte y de entregarte a esa absurda melancolía y de atormentarte.

Di que te duele el desamor, di que te duele el desamparo. Di que te duele tu propio deseo de que el mundo y las personas fueran como tú quieres que sean y no como son.

Ama. Ama de verdad.
Y verás que no duele.




(El título, claro, es de Benedetti.)

20 han querido poner más luz en esta calle

Anonymous elendaewen, cual luciérnaga, añade que...

Cambiemos la etimología de la "amar-gura", qué sentido tiene después de leerte =)
Saludos.

26/6/07 22:48  
Blogger Leuma, cual luciérnaga, añade que...

Me gustan tus reflexiones, son lógicas y ciertas. Un beso

26/6/07 23:37  
Blogger UMA, cual luciérnaga, añade que...

Es que todos somos 'amables' (de ser amados) pero pocos los que pueden amar y seguir hacièndolo.
Beso, Eduardo

26/6/07 23:39  
Blogger Simplemente Olimpia., cual luciérnaga, añade que...

Amén....
Amo.

Olimpia.

27/6/07 00:08  
Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

Irene temía al amor como a un fantasma que de pronto revive y se abalanza contra ella. Como a unos ojos fijados en una funebre muchedumbre desordenada. Como a un miedo inhumano que crece en cada esquina de cada calle. Irene temia al amor que llega a ser entierro de corazones. Al que convierte en grito toda la primavera, en corazón agrietado toda su salud. Al que se disfraza de paz impidiendo la guerra de su empeño de no enamorarse. Y cuando el miedo de Irene llegaba a ser temblor, lo mataba, lo despedazaba en cadáveres que iba repartiendo y que sólo ella podía reunir.
Ocurrió. Sí. Un día, algún dios, tuvo lástima de todas las irenes.

...pero pese a todo, que busques y encuentres el mejor de los días, claro.

27/6/07 00:33  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

Tú eres un misterio. Quizás seas amor.
De una que hace lo que puede.
B.

27/6/07 00:59  
Blogger Carz, cual luciérnaga, añade que...

Elegante discurso, como toda simplificación.

27/6/07 01:36  
Anonymous G., cual luciérnaga, añade que...

Caramba... que enfadao...
Él me decía "Te quiero, pero no para mi. Yo sólo te quiero". Pero también me decía que el amor duele. Y que para saber amar tienes que saber tener, que si no no vale.
En la vida cada uno sacamos nuestra propia lección del amor. Por eso no hay sólo una que valga. El amor puede doler, porque el amor es salir de tí hacia afuera. El amor, si no se expresa, acaba lastimando. Pero seguro que eso me pasa sólo a mi.

Las cosas hermosas de la vida ponen de manifiesto los peajes que pagamos para tenerlas.
Las cosas se valoran por comparación.
Por eso creo que el amor puede doler.
Pero sí es verdad que con que nos duela a nosotros es suficiente. Lo de provocar jaquecas a los demás por nuestro desamor es muy cansino, es verdad.
Un beso

27/6/07 17:36  
Anonymous begito, cual luciérnaga, añade que...

Me acabo de quedar petrificada cuando te he leído. Si es que nadie nunca hubiera podido expresar mejor lo que sentía, hace algun tiempo y que todavía, de cuando en vez se cuela y vuelvo a sentir.
Supongo que sentir todo eso y ver todo lo que eres capaz de ver ya, es un paso muy importante para que pronto digas, vale, duele pero ya no tanto. Y así, poquito a poco el dolor ira desapareciendo, amortiguandose, haciéndose más pequeñito. Y eso hará que tu mirada comience a ver otros mundos, otras cositas, otras ilusiones. Y empezarás a respirar más profundamente, y la sonrisa aparecerá en tu cara e irás sólo por la calle y sonreirás de cosas tontas, porque estarás pensando: - qué bien me encuentro ahora¡¡¡ ya no duele casi.
Y el amor...siempre tan deseado, un día aparecerá. No tengas prisa, mientras llega, sigue disfrutando de todo lo que tienes, que, seguro que es mucho.
Besitos eólicos

28/6/07 00:03  
Blogger Tristancio, cual luciérnaga, añade que...

A veces el autobús de regreso a casa se tarda tanto en pasar, que de pensar paso a divagar. Curiosamente pensaba-divagaba en hace unos días en la espera, en esto: "El amor no mata, mata el desamor..."
Siento que no amar es indecente. Confieso, tristemente confieso, que de un tiempo a esta parte soy un indecente...

Saludos.-

28/6/07 06:41  
Blogger nosue, cual luciérnaga, añade que...

bueno, bueno bueno... los puntos sobre las íes, eh??
Creo que el Amor es lo único importante, creo q es el motor, en cualquiera de sus vertientes, ahora bien, siéndo para mi lo único que da sentido, también opino q el Amor aliena, que atonta, que merma la independencia, que hace tambalear la seguridad cuando uno no se entiende y, no nos engañemos, eso ocurre muy a menudo, creo q nada como el Amor puede hacerte elevarte del suelo y de la misma manera, hundirte el el fango más profundo.. como todo.. inversamente proporcional, ahora bien, creo que es cierto que cuando Amamos buscamos ser correspondidos y en eso, perdemos parte de la esencia, uno debería Amar sin esperar nada a cambio, el Amor no correspondido, probablemente sea el Amor con mayúsculas a la vez que una putada.
"No hay nada que nos haga más egoístas que el dolor"
Me parece una frase genial¡¡¡¡
Un beso grande
Ufff, Benedetti... un grande entre los grandes

28/6/07 08:35  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

A veces me pasa. Tener un blog es un una cosa extraña. Se establecen ciertas comunicaciones a veces que lo convierten en un foro. Ideas nutren ideas y a mí me entran ganas de sacar unas cervezas y sentarnos a conversar. Porque hay temas que amí me interesan. El amor por ejemplo.

Y así te oigo hablar, G. y quiero pedirte perdón por mi enfado. En el fondo es una mentirijilla que utilicé como recurso retórico más que enfadao estoy triste por la manipulación constante que se hace del lenguaje. Y en particular de la palabra amor de la que se abusa de una manera obscena. En las canciones ligeras, en los programas del corazón, en los libros, en las películas que se han llegado a etiquetar como "comedia romántica"... pero tienes de algún modo razón en lo que dices, y en algún sitio de esta ciudad, en otras calles (no me hagas buscar, please, que citarse a uno mismo ya es bastante patético) dejé escrito en sus paredes cosas como: te quiero tanto que duele o necesito un cardiólogo de urgnecia que me extirpe este corazón ahora que no puedo usarlo o te quiero y quiero decirte que te quiero y quiero que lo sepas / tres veces quiero esta mañana / demasiado amor para dejarlo dentro. Quizá sólo pretendía que se reflexionara un poco sobre la naturaleza del amor, y jalear un poco a los sufrientes a ver si espabilaban un poco y descubrían que nadie va a venir a levantarlos y que hagan un esfuerzo porque como dice Beguito (hay begoñita, tú no sabes cada vez que vienes cómo me llenas interrogantes, y necesitaría que me enviaras un mail o algo parecido para hablarte de ciertas cosas personales. ada trascendentes. Y quizá por eso, por lo cotidiana, algo disonantes en la ciudad de sol) la vida está llena de pequeñas y maravillosas cosas, y cuando uno a vivido ciertos momentos de plenitud, cuando consigue sublimar un instante o participa de la felicidad, cuando uno es consciente de los buenos momentos, aprende a amar a la vida como una cosa valiosa, y comprende las penas como el precio necesario que hay que pagar para que las cosas "valgan la pena".

Y Nosué; amar no te aliena. Enamorarse sí, pero amar no te aliena. Amar te completa. Enamorarse y amar son cosas que se parecen, pero no son lo mismo.

Las alteraciones químicas que nos produce el enamoramiento nos nublan el sentido. Claro que sí y bienvenido sea. Pero uno ha de aprender a lidiar con caballos desbocados, a canalizar sus explosiones, a utilizarlas en vez de que ellas nos utilicen a nosotros. Por ser más anchos. Por ser mejores. No en un sentido moral, no comparativamente. Mejores en un sentodo práctico. Mejores para nosotros mismos. Mejores, seres más completos y felices.
Y sobre todo, me quejaba de los que se quejan. Porque, desgraciadamente, hay demasiado chantajista emocional suelto que se dedica a robar la energía vital a otras personas. Y eso sí que aliena. De la manera más destructiva que conozco. Estar con alguien por pena, por miedo, por que qué va a hacer sin mí, y perder la propia vida en pro del otro (fíjate que alienación)... y en esa historia, de alguna manera, tan responsable es el que se pliega a la voluntad del desatendido, como el llorón chantajista, que hay algunos de lo más persuasivos que acaban jodiendo a los más sensibles, por pura fuerza, por egoísmo puro.

Y no me afano en ser más que cómo yo creo, y no trato de vencer, sino de convencer. Que no tengo razón sino razones. Que trato de hacerme entender pero que no siempre lo consigo. Porque a veces ni yo mismo me entiendo. Y que escribir es a veces un poco como pensar en voz alta.

Y que mañana vivo otra cosa, o me hieren, que también soy humano, y caigo en las mismas que todos. Y me maltrato. Y me convierto en imbécil. Como todos.

28/6/07 12:20  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Les animo en plan vacaciones Santillana a que me busquen la multitud de faltas de ortografía y faltas de gramática y errores de puntuación que un servidor introdujo de manera totalmente incosciente en la respuesta anterior. Y ustedes me disculpan. Que es que mis pensamientos son más rápidos que mis dedos.

28/6/07 12:25  
Anonymous G., cual luciérnaga, añade que...

Estabas enfadadísimo... ahora no disimules... ;)

La cuestión es que nuestra forma de amar es un reflejo de nuestra forma de ser, de vivir, de reir y de llorar.
Y por eso padecemos o nos padecen. O un rato una cosa y otro rato otra ¿No?
Y a mi pídeme tinto de verano, que no me gusta la cerveza.
:)

28/6/07 13:40  
Blogger UMA, cual luciérnaga, añade que...

Creo que todos los que leìmos nos sentimos 'tocados' de alguna forma y en vez de tomar conciencia de nuestros errores, los humanos tendemos a sentirnos heridos, ofendidos y procedemos a justificarnos en mayor o menor medida.
Es lo que creo.
Un abrazo, Eduardo

28/6/07 18:22  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Lo sé UMA, lo sé. Por eso procuro siempre cuando hablo de estas cosas no regañar a nadie y tratar de ayudar en lo que pueda y brindar mi mano y, si es posible, ayudar a levantarse a quien lo necesite. Pero es que hay gente que no quiere levantarse y utiliza su desdicha como excusa para todo y en el proceso además fastidia a su entorno, que no se merece en absoluto pagar porque alguien se encuentre mal. No sé si me explico. Y créeme si te digo que, en todo caso, a quien regaño, a quien iban dirigidas esas palabras, eran a mí mismo. Tal vez lo transforme en un diálogo entre Sú y Án, que andan otra vez peleados.
Toma un beso por cada uno de los besos que me mandaste. Y un abrazo en el que encaje tu abrazo.

Y para ti, G., toma este tinto. Con mucho hielo y una rodaja de limón cortada con todo cariño. Y claro. Uno ama como es, pero la pregunta es: ¿se es como se es y no hay nada que uno pueda hacer o se puede cambiar, puede uno variar actitudes, puede comportarse y ser de otra forma a como es? ¿Ves? Ideas nutren ideas. Va a ser que últimamente sólo converso de insulseces.

28/6/07 20:54  
Anonymous G., cual luciérnaga, añade que...

Pues claro que sí, Uno.
Yo creo que tenemos el resto de nuestra vida para intentar ser mejores. Para aprender, para cambiar lo que nos haga daño. De hecho estamos aqui para eso. Para cambiar el mundo en la medida de nuestras posibilidades, que generalmente se reducen a nosotros mismos.

Y las insulseces de las que hablas son las cosas que más nos importan. De hecho yo me callo ya que estos temas a mi me motivan y entre eso y el vino no hay quien me calle luego.

28/6/07 23:40  
Blogger UMA, cual luciérnaga, añade que...

El lugar del lamento es un lugar bastante còmodo a mi entender, la persona no tiene nada que arriesgar, se apoltrona y en esa actitud infantil permanece con la demanda que conlleva el necesitar ser amamantado y ahì se encuentra insertado en un cìrculo vicioso, 'que si no me das me lamento que si me lamento estoy mal, que si no me consuelas me lamento y asì sucesivamente'.
Considero que el amor es un arte, que se aprende, para ello hay que ser bastante crìtico con uno mismo, asumir errores, hacerse cargo e intentar el constante cambio por la sencilla razòn de que somos falibles.
No te entretengo màs, sòlo vine por ese beso y el abrazo, Eduardo.
Me hacen reflexionar las 'insulseces' que decìs
:D
Va otro abrazo.

29/6/07 02:49  
Blogger Lady Orlando, cual luciérnaga, añade que...

Desgraciadamente -y a mi fortuna- me encuentro con esto hoy; hoy, cuando el desamor me duele. Aún así sé que todo lo que dices es verdad, lo es y duele que lo sea.
Besos.

29/6/07 21:05  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

Me ha tocado el sonrojo en las mejillas.

Un abrazo!

1/7/07 22:31  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-