(Mañana ha sido hoy tan de repente)

Desde Holanda con amor


15m052007
__________________________________________________


Se llama Laura Beltrán, es colombiana, es guapa o al menos muy fotogénica (bah, es guapa, al César lo que es del César), tiene mundo, vive afincada en Rotterdam (creo) y ha visto un montón de sitios que le envidio en secreto. Y la conocí de la manera más tonta si conocerse es cruzarse en esto de la blogosfera: me plagió.

No fue la primera y tampoco será la última. De hecho ayer descubrí a un tal Anaxímenes que hizo suyos los milagros. Me parece bien. Desde ya le cuento entre los pocos que me entienden y la culpa deja de ser un poco mía. No tengo un excesivo apego a las palabras y a los textos que produzco, y siempre me acuerdo de la frase que el cartero le decía a Neruda en la novela de Skármeta: "La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita". Esto de la autoría y de la propiedad intelectual es muy moderno. Hasta que no apareció el mercado (como hoy lo conocemos) y el comercio con los productos del espíritu se plagiaban unos a otros con la mayor de las normalidades, porque en el fondo un texto cuando es bueno es bueno por aquello que expresa y no por quien lo escribe. Así que ser plagiado es un indicador de que de algún modo y para alguien uno acertó con lo que dijo.

El caso de Laurita es diferente. El primero de los plagios que le detecté fue el texto de los 101 te quieros (si bucean en el casco antiguo lo encontrarán por el 4 de agosto de 2005): "Un te quiero para tu miedo: que se vuelva coraje...". Es el texto que más veces me han plagiado; lo he visto transformarse según quién era quien me plagiaba y hasta he visto el texto plagiado de quien me plagiaba. Está bien que la gente quiera. Yo ese texto lo escribí para recuperar a quien había perdido. No lo conseguí, no sirvió para eso. Mi amor no fue suficiente, ni mi escritura es tan mágica. Y no me dolia el plagio, sino mi pérdida.

Cuando descubrí mi texto en su página y desde el dolor que les digo le escribí un mail:

From: "Uno que mira"
To: laurita_beltran@hotmail.com
Subject: ¿Por qué me violas?
Date: Sat, 01 Oct 2005 10:33:46 +0000

¿Y ahora qué hacemos? ¿Cómo quieres que te distinga entre las brumas? ¿Cuánta de tu luz es verdadera?

Me duele esto Laura. Me duele porque el 101 te quieros y un beso es un texto con dueño. Y no eres tú. Ya van dos veces que me plagian el mismo texto. Ni siquiera eres original en eso. Y es una pena. Es una pena porque tienes buena pasta, pero poca vida. Podrías haberme citado, haberme pedido permiso, haberme dicho, oye, uno que mira, déjame tus te quieros porque reflejan lo que yo siento. Y yo te hubiese dicho toma, pero cuida las formas, porque de todos mis textos, de todos ellos, sólo ese es una espina que nadie entiende.

Laura, Laura, Laura...

¿Ahora qué hacemos?
Porque me muero de pena.
Y estoy un poco harto de tanta niebla encima de mis hombros.

Que tengas un buen día, no obstante. Uno bueno. Uno de esos que te pintan sonrisas en los labios.


Cuando a los que me plagian les escribo suelen eliminar el texto plagiado, con cara de vergüenza (digo yo, que no conozco su cara). Pero Laura no. Laura tiene una personalidad que me fascina y transcurre por el mundo como si fuera suyo. Me contestó:

Hombre, la de la pena soy yo. Y no te preguntaras por que te violan? porque la de la pena y la falta de dignidad soy yo. Porque tengo la consciencia de seguir escribiendo y no tengo las guevas para pedirte una disculpa. Y aun asi lo hago, porque soy una fan que mata por detras y si... lo siento, en el alma, porque asi como lo dijiste, me siento identificada con los besos que mandas y peor aun, se con mucha certeza que no tuve porque haber dejado la cita sola.

Si ya lo han hecho antes es para rectificarte lo mucho que tienes tu, lo tanto que tiene ese texto y las espinas que han sido para todos. Asi sean inentendibles.

Es una pena, verdaderamente lo es y soy yo la que se muere con ella. La que perdio la cara, la descarada. La que tambien se pregunta que hacer. Solo soy una que te lee y te admira y por miedo a eso... intentó entender la espina de la que hablas en textos como ese.

No tengo cara para disculparme como deberia hacerlo, no tengo nada que ofrecerte y no merezco nada de vuelta. Te seguiré leyendo... se ha vuelto un vicio. Pero me fijaré en los besos que no son mios y que nunca lo serán para dejarlos quietos y asi no volverme una neblina para ti ni para nadie.



Laura.


Y no sólo no quitó el texto, sino que desde entonces y con asiduidad viene recogiendo de esta página cuanto le viene en gana, transformándolo cuando hay algo que no le encaja o que no entiende o que simplemente no se aviene a lo que ella quiere. Paseo por su página de vez en cuando a ver qué tal, me gusta ver mis textos reformados por su desparpajo. En días buenos me pienso su musa. En los prosaicos su proveedor sin más.

Todo esto viene a colación porque un comentario que me hizo Nosue en el texto del PANZANO me dejó pensando. Creí que estaba claro que el texto no es mío y dejé un enlace a la página donde lo recogí. Es una "revista" on-line que se llama TNG y la carta fue escrita por una tal Adela de Bara. Me gustó, ese día me salvó del aburrimiento y era verdad que yo andaba pensando en la diferencia entre lo simple y lo sencillo. Porque aspiro a la sencillez huyendo de la simpleza, aunque generalmente me ocurre lo contrario, soy simple sin ser sencillo.

Laura lo recogió y lo puso en su página (sin el enlace, claro) y yo me sentí mal. Yo sí tengo problemas morales con los plagios más que nada porque creo que la honradez es un valor necesario y que hay que recuperar.

Bueno. A mí me gustaría conocer a Laura algún día. Invitarle a café o a cerveza, reírme un rato con ella y que me contara de sus viajes. Saber cuál es el tono de su voz, observar a alguien que transcurre por el mundo con tanto desparpajo y como si fuera suyo. Últimamente no escribo mucho y, claro, a ella la tengo desprovista. Me coge hasta las cosas más tontas, y uno descubre que escribir y tener audiencia trae consigo ciertas responsabilidades mentales.

Trataré de hacer un esfuerzo. Seguiré buscando la verdad y proponiéndola aunque sólo sea para alimentar la vanidad de quien la espera.




(Porque me falta
esa parte de mí
que está en los otros.)


14 han querido poner más luz en esta calle

Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

Soy aquella que, queriendo o sin querer -no sé...- hizo suyos tus milagros... Ya siento haberte plagiado; acabo de retirar el texto..., pero sabes? Con la cara alta, nada de vergüenzas... Tú lo has dicho; "la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita". Pero no te lo tomes a mal. Distes con las palabras exactas, en el momento justo, y me salvaste la vida, aunque pueda sonar a exageración... Así que te ruego me disculpes; además me gustaría darte las gracias porque muchos, muchos días, me levantas el ánimo con lo que escribes... Felicidades por el blog; y una petición... me seguirás permitiendo la entrada?

Un saludo.

15/5/07 16:56  
Blogger Carz, cual luciérnaga, añade que...

Quien esté libre de pecado... se pierde lo mejor de la vida (a ver si me entero).

15/5/07 17:31  
Blogger UMA, cual luciérnaga, añade que...

Me quedo pensando en la bondad de tu mirada hacia Laura, "personalidad que me fascina" decìs...hablar de desparpajo hace que la chica hasta me resulte simpàtica.
Lamentablemente hoy debo tener uno de esos dìas en que ciertas boludeces de la gente no me caen en gracia.
Si uno transcribe lo de otro en su propio blog no està demostrando admiraciòn por el autor, sino que le comenten demostrando admiraciòn y aplauso, no termino de entender como hay gente que metaboliza esa congratulaciòn como propia.
La poesìa no es de quien la escribe? tampoco de quien la roba.
Lejos de agasajar, insulta y subestima la inteligencia del otro (seas vos o quien sea, tambièn vi poemas de Neruda con otra autorìa por ahì)
Buè, que el tema era que no 'la pesquen', con la cabeza bien alta o con la cabeza baja, se me caerìa la cara de la foto de ser yo.
Soy muy mala por considerarlo injustificable, pero bien, tampoco soy perfecta:)
Saludos Eduardo.

15/5/07 17:34  
Anonymous kmpa, cual luciérnaga, añade que...

Los "te quiero" de cada uno son de cada uno... lejos de hacer de juez o jurado, no corresponde, creo que , pese a que todos hemos querido, o queremos, es inútil plagiar la forma de pronunciar las palabras para que parezca más sentido, al igual que es ridículo plagiarlos en escrito, porque ya no son TUS te quiero, son los de aquel a quién iban dirigidos. Y los te quiero, cuando no son los que te salen a tí del alma, están vacíos en forma y contenido, en entonación, caligrafía y sentimiento.

Que también entiendo que los habéis con más "facilidad" para expreasr sobre soportes, que muchos nos vemos reflejados con palabras de otros, ahí está tu mérito Uno, toda la razón, pero es tuyo y de a quién se dirijan y, si me aprietas, de Sue, de Ann, y los demás somos expectadores que nos reflejamos o paseamos.
Suerte que copiando no se puede robar la esencia. Que una cosa es que leas mucho a alguien y se te quede un poco de sus textos y otra es hacer tuyo lo que no es tuyo ( al César lo que es del César, que sí, pero nada más que lo suyo)

Un besito uno, que ya puedo darlos sin que sepan a limón.

15/5/07 18:36  
Blogger Triste Infinito, cual luciérnaga, añade que...

Supongo que no llego en buen momento. Regresaré después, no sin antes dejarte un gran abrazo y el saludo de costumbre, desde una Fuga que de vez en cuando te echa de menos.

15/5/07 19:13  
Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

Por qué seremos tan complejos aspirando a la sencillez. Estoy con Uma. Y sólo cuando veo que fascinan ese tipo de personalidades, me doy cuenta de cuán distintos y a veces complejos somos los humanos, los unos para con los otros
Un beso
Libertad

15/5/07 19:33  
Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

Muchas gracias! Pero ahora no te sientas mal tú que eres el que me levanta el ánimo... Y sí, tu escritura es efectiva; si para tí es el mejor de los pagos, para mí... el mejor de los regalos!

Un abrazo!

15/5/07 23:28  
Blogger Arya, cual luciérnaga, añade que...

Me pregunto el porque de la foto? Parte de compartir su atrevimiento y "desparpajo".. o ganas de un poquito mas de humillacion?
Ahora releo lo de "escribir y tener audiencia trae consigo ciertas responsabilidades mentales". Espero que no, que cada uno siga siendo dueño de su espacio, tiempo y palabras.. (claro aunq lamentablemente siempre no faltan las copias..)

Alguien que siempre te lee.

16/5/07 02:25  
Blogger ybris, cual luciérnaga, añade que...

Te comprendo perfectamente, Uno. Supongo que porque me considero incapaz de tomar nada de nadie sin agradecérselo.
Yo -que no sabría cómo averiguar si me copian o no- ando, por lo que a mí respecta, totalmente despreocupado del tema: lo que escribo lo considero ya no mío (si acaso de alguien a quien se lo hubiera podido dedicar) y me trae sin cuidado el destino de mis palabras lanzadas al viento por aquí.
Me ilusiona pensar que sirvan a alguien, lo mismo que me entristece pensar que a alguien le pudieran hacer daño.
Yo, por si te sirve, siempre te leo con placer y agradezco el azar que aquí me trajo.
Un abrazo.

16/5/07 07:18  
Blogger Elendaewen, cual luciérnaga, añade que...

Algo espinoso lo de copiar los versos/besos de otro... Podemos tener días neblinosos, pero no justifica la falta de creatividad contínua. Quizás un enlace, un simple link hubiera cambiado el post.
Pero son tus letras, son tus te quiero y es tu permiso el que ha de pedir, con o sin desparpajo
Saludos.

16/5/07 16:06  
Blogger AiguaMel, cual luciérnaga, añade que...

Antes de nada comentarte que gracias por pasear por mi humilde blog.

A veces no sabes si es un honor o una desgracia el que te plagien, hay un poco de las dos cosas. A alguien le ha gustado tanto lo que uno ha escrito que lo ha plagiado, por otro lado que penita que esa persona no tenga suficiente grandeza de espíritu para no decirlo, ni explicarlo.

Un abrazo

17/5/07 06:48  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

Me has hecho recordar como llegué. Hacía ya algún tiempo que te seguía desde la tranquila barrera que es el anonimato, cuando un día tus palabras me golpearon. No recuerdo el título del texto, pero todavía no puedo olvidar sus palabras.."No me gusta bregar en la tormenta.." ni el sentimiento de encontrarse con lo que sientes en los labios de otro, ni la impotencia de saber que en cierto modo, esas eran mis palabras, las que yo no sabría plasmar. La verdad es que tamaño golpe me dejó sin fuerzas y entre el silencio o una versión menos buena y más valiente de tus palabras elegí nombrarte.
Recojí todos tus lamentos y te cité, pero no hubo forma de escapar a la culpabilidad de saberme robando palabras ajenas a favor de un sentimiento propio.
Sin embargo tú supiste ser bálsamo y caricia en mi caída. Y así llegué hasta aquí, librándome del silencio.

17/5/07 10:26  
Blogger Lo, cual luciérnaga, añade que...

Dime cuando y dónde querido mirador. Que soy yo la que lucha contra la idea de que otras mentes sean igual de vivas. Soy yo la que tendría el honor, placer y privilegio de verte la cara, de invitarte a un café y de descubrir al hombre detrás de las palabras, esas palabras que me llevan a hacer lo que hago.

El que esté libre de culpa, que tire la primera piedra.

De Holanda con amor.

2/6/07 00:26  
Anonymous sumaralu, cual luciérnaga, añade que...

me gustaría poder leer el poema al que haces referencia (101 te quieros) en tu reflexión del pasado 15 de mayo. Sin embargo no puedo encontrar la manera de acceder al texto. La verdad es que entro de vez en cuando en tu página (la encontré por casualidad )y me gusta mucho lo que escribes y cómo escribes. Si me pudieras mandar el link en un email el poema te lo agradecería.

sumaralu

sumaralu@hotmail.com
sumaralu

4/6/07 21:28  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-