(Mañana ha sido hoy tan de repente)

quosque tandem?


16v022007
__________________________________________________

El tiempo es oro y no estamos para largas discusiones que nos llevan a callejones sin salida y en los que no vamos a sacar nada en claro. Usted está aquí para dar peras por mis santos atributos, ¿entiende? No me venga con gilipolleces. Le pedí peras, sr. Olmo, y usted no me las dio. A los hechos me remito. Diga lo que quiera. Usted no nos dio peras. No lo niegue. No nos dio ni una sola pera así que argumente lo que quiera, ya está condenado, sr. Olmo: usted es un hijo de la gran puta. Malísima persona, que lo sepa. Váyase de mi vista. No se puede confiar en usted. Personas como usted son la lacra de esta sociedad. Parásito. Lárguese. No lo quiero ni ver.





(Se me acusó de defender a los hijosdeputa. Se me declaró culpable. Me retiraron el saludo. El servicio estaba ocupado con gente llorando. Así que nada. Buscaré las gotas de aceite que floten solas entre tanta agua turbia)

6 han querido poner más luz en esta calle

Anonymous desmartes, cual luciérnaga, añade que...

Nunca me ha gustado el color oro del tiempo. Es más, puedo asegurar rotundamente que el color dorado lo repudio. Prefiero la plata. Me quedo con el blanco de los corazones de sal, también el de las buenas personas, incluso el de las alas más deseadas... Con el de las viviencias de espuma, tan blancas como la eterna luna, además del de esos lazos que a veces suceden, tan puros y brillantes, tan de nácar...

Por cierto, mi cuarto de baño está libre, de blanca porcelana oiga... que yo sí que le quiero ver, aunque eso sí, le prohibo llorar... ¿rezamos?

16/2/07 16:48  
Anonymous Ybris, cual luciérnaga, añade que...

Cuando alguien pide peras al olmo ya está de antemano condenado el olmo.
Y, sin embargo, nadie dice nunca nada de los que piden al olmo lo imposible.

Intentaremos no condenar y seguir ayudando a los hijos de puta.

Aunque nos cueste tener que escaparnos al servicio a llorar.

Un abrazo

16/2/07 20:39  
Anonymous laquebailaconlasletras, cual luciérnaga, añade que...

Por favor:
Si hay algún otro hijo de puta que va a venir a pedirme peras, que piense antes bien lo que va a pedir. Si no me veré obligado a ignorarle y seguir aquí plantado disfrutando de las cosquillas que me hace el viento, mientras veo la vida pasar. Firmado:
El olmo herido.

16/2/07 20:58  
Anonymous elendaewen, cual luciérnaga, añade que...

Supuestamente debería ser libre de tener propias opiniones y que respeten las capacidades de cada uno... Sin tocar la libertad de los demás ni dañar a nadie con ello.
Saludos.

17/2/07 00:23  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

La culpa de todo la tiene el Señor Olmo por ser la reencarnación de la esperanza.

17/2/07 14:46  
Anonymous prazsky, cual luciérnaga, añade que...

Quizá se equivocó el sr. Olmo de lugar en donde vivir, ese pais tiene un codigo penal equivocado para él.

18/2/07 12:40  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-