(Mañana ha sido hoy tan de repente)

me lo prometiste


07xo2207
__________________________________________________

No cambiaremos nada. Me dijeron. Yo me fié porque a ver qué remedio. Luego pinté las paredes de nuevo. Porque cambiaron cosas. No debería extrañarme. Todo el mundo promete cosas que no puede cumplir. Yo una vez le prometí a una novia la luna. Ando en ello. Pero no la he cumplido. Todavía.

En cualquier caso nadie cumple sus promesas. Generalizar es ser idiota, ya lo sé. Yo soy idiota. Y sobre todo soy un idiota que se aburre mucho. En realidad no es que me aburra. Es que no me divierto con las diversiones que me brindan los que no cumplen promesas.

Son tantos. Y tontos.

Tantos tontos y encima ahora quieren que vaya por ahí con etiquetas.
Pues voy a aprovecharlo, mira.





(-¡Eh! ¡Tú! Juntapalabras, déjate ya de tanto cripticismo que se te nota el hedor en la entrelínea. ¿Sabes lo que me hace más gracia? Que te estás convirtiendo en aquello que prometiste no convertirte. Pringao. Dile algo Án, que anda otra vez escudándose en la metáfora.
-Déjale Sú. Tiene hambre de primavera, igual que tú. ¿No ves que la están peinando? Confía en él. O no te ha sorprendido últimamente.
-Vale. Pues que se dé prisita, Án.
-Ya tiene encargada la máquina del tiempo que funciona con monedas, Sú.
-Si serás idiota... ¿cómo te quiero tanto siendo como eres tan idiota, Án?
-Porque eres sabio. Y yo muy guapo.
-Te veo muy contento últimamente. ¿Hay algo que no me has contado?
-La primavera, Sú. La primavera. ¿No la oyes?
-No.
-Pues escúchala, Sú. Escúchala. Que viene)


Etiquetas:

6 han querido poner más luz en esta calle

Anonymous prazsky, cual luciérnaga, añade que...

"y mentimos: nunca te dejaré"

7/2/07 13:59  
Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

si que estás loco si... menos mal que somos tantos
muac
yavalabala

7/2/07 18:12  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

Somos muchos sí, qué le vamos a hacer. Cuando salga de esta voy a tener que usar mucho las botas altas negras que me compré. Un beso.

7/2/07 22:33  
Blogger Carz, cual luciérnaga, añade que...

Aprendí de viejo que las únicas promesas incumplidas que debo censurar son las mías.
Espero olvidar todo lo que aprendí pronto, volverme loco replegando las velas demasiado maltrechas por impulsar la nave.
Pronto no es ahora, no debe serlo.

La idiotez me salva algunas tardes, pero no esta madrugada, hoy pesan demasiado los recuerdos y la certeza de que siguen a mi alcance. Aunque no los merezca.

8/2/07 06:07  
Blogger ybris, cual luciérnaga, añade que...

Más que juntapalabras eres un críptico con fondo.
Yo siempre pienso que las promesas tienen una función hasta que se incumplen.
Entonces se tornan falsas y pasan al acervo que llamamos experiencia.
Que nadie está obligado a lo imposible.

Un abrazo.

8/2/07 06:28  
Blogger nosue, cual luciérnaga, añade que...

Hola Su, hola An...

Le prometiste la luna y aún no la has entregado, ok, pero reconoces que andas en ello... a mi, me parece suficiente.

Eres un juntaletras que no aburres, que emocionas, que llegas...

LA OSCURIDAD SE DESPIDE HOY, YA VIENE EL SOL

8/2/07 10:50  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-