(Mañana ha sido hoy tan de repente)

la ciudad de sol está vacía, y no me lo perdono, porque soy yo el que debe llenarla de presencias


15V122006
__________________________________________________


Ustedes ya han visto. Estoy que no paro. Estoy que aunque quisiera contravenir las leyes del universo la fuerza inercial me impide pararme sin remedio. Mi corazón se desborda, me expando a mis anchas, me incontego.

Y de no pararme, de no estar quieto, me inquieto. Cada cosa que pasa a mí me mueve. Veo lo que está mal y lo transformo. Y hasta ahora sólo estábamos subiendo una escalera. Pero ya estamos arriba. Y hay que hacer algo. Porque no es cierto que esta ciudad esté poblada. Ustedes no viven en ella. Ustedes no la trabajan. Aquí sólo hay un minotauro torpe sin Teseos, ni Ariadnas. Encerrado en un bucle de su propio pensamiento, comiendo las paredes.

Y ahora sí. Ahora es cuando yo les sorprendo de nuevo y viene el tiempo de distinguirse, de ser turista o de poner ladrillos. De quedarse al otro lado de la pantalla o venir un rato aquí, a decir algo.

Porque dice el Diccionario de la Real Academia que poblar es "Fundar uno o más pueblos", y en ese sentido yo poblé, la Ciudad de Sol, pero también dice que es "Ocupar con gente un sitio para que habite o trabaje en él". Bueno. Voy a hacer eso. Voy a cederles mi porción de territorio. Lo expliqué en algún sitio. Del yo al tú y de ahí al nosotros.

Así que si quieren poblarla, si alguna vez desearon vivir en la ciudad de sol, si pensaron que le faltan calles, si quisieron montar un bar, o cualquier cosa. Ahora es su oportunidad. Escríbanme un correo a uno_que_mira@hotmail.com y yo les hago miembros de la ciudad.

Y construyen conmigo.
Si se atreven.




(Porque había mundos que palpitaban en mis alas. Alguna vez. En otras vidas. )

8 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Simplemente Olimpia., cual luciérnaga, añade que...

No hay nada tan estimulante como un reto...máxime si se duda o no de mi atrevimiento, quizá ha sido la palabra adecuada para hacerme hablar...
he morado entre tus letras mucho tiempo, quizá fue tan liviana mi presencia que no lo apreciaste, no me gusta en parajes desposeidos hacer notar mi presencia, pero eres tú quien me llama, sin nombrarme...sólo diré que quiero hospedarme en tu ciudad, pero que no me quedaré...
Apenas sentirás que deshago las sábanas cuando repose, y tendrás que intuirme al caminar, pero te aseguro que conoceras la sal de mis letras y la música que teje mis renglones siempre que estes dispuesto a despedirme con la pompa y la venía de las tuyas...y no esperes mi marcha.
Claro...si te atreves...

Simplemente...Olimpia.

16/12/06 01:43  
Blogger Insanity, cual luciérnaga, añade que...

La ciudad del sol no está vacía, al menos desde apreciación.
No considero un reto, sí una lindísima invitación. No debes preocuparte con algunas cosas, el pan tiene su tiempo, si lo quitamos antes del horno, estará crudo; si lo dejamos pasar en su tiempo, se quemará.
Aquí estamos, porque este es un lugar habitable, como bien lo dices tu :)
Mis saludos.

16/12/06 06:10  
Anonymous Kiwi Juice, cual luciérnaga, añade que...

hola enmano

es muy loable eso de abrir la ciudad a más pobladores... que alguien haga graffiti en los muros de las lamentaciones... que alguien cante en las calles del casco viejo (lo de la canción de José Gonzalez ha sido un detallazo)

pero ten cuidado y preocúpate de la educación de tus ciudadanos, no vaya a ser que de repente se rebelen y acaben votando a kiwijuice como alcalde vitalicio ;)

17/12/06 10:40  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

No sé si me atrevo aunque creo que quizá comentar ya es un atrevimiento o quizá sólo una confianza en la que no me atrevo a decir un si abiertamente. Y entretanto quizá sin querer decirlo ya me estoy lanzando a ayudarte a construir aún sin atreverme.

¿Me atrevo?

18/12/06 15:32  
Blogger nosue, cual luciérnaga, añade que...

También al esperarte, al leerte a diario de alguna manera formamos parte de tu acogedora ciudad, (aunque he intentado entrar y no he podido) quizá tu ciudad sólo me quiera como discreto habitante
un beso

18/12/06 16:28  
Blogger dulcinea, cual luciérnaga, añade que...

Yo con frecuencia he paseado por tu ciudad, y encantada me he sentado en sus bancos para disfrutar de los rayos del sol de otoño. Ahora, nos invitas a habitarla, y bueno, de momento, no quiero ser tan osada, pero...acepto tu invitación, buscame un hotelito con encanto, que me quedo un tiempo, vamos si aún hay sitio libre...

18/12/06 21:10  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

Entré en esta ciudad bastantes veces hasta que un buen día del mes de noviembre...pude empezar a ver los tesoros que ella se esconden. Entonces, mi curiosidad quiso que escudriñara todos los rincones que me iba encontrando, dándome cuenta pronto de que los entresijos iban más allá de lo tangible y visible a los ojos. Una buena parte de sus símbolos todavía no los he descubierto, lo sé. Y también sé, que hay símbolos... y realidades y caricias, que ni siquiera sé que los hay, pero que poco a poco los iré descubriendo. Que los descubro cada día que entro en la ciudad del sol, que este post ha sido un asombro, una sorpresa bien hallada, "un regalo" que se ha de ganar con esfuerzo...y en eso estamos. Espero algún día ser un morador que participe más activamente, de momento sólo miro, y leo, y escucho, y aprendo, y me sorprendo, y me desbordo, y me integro. Que no es que no me atreva, que es que quiero esforzarme, que es quiero valer para estar aquí.
Un beso y enhorabuena por hacer posible un lugar como este cada día.

19/12/06 18:49  
Blogger chicadura, cual luciérnaga, añade que...

Me da que tienes hambre.
Hambre de sorpresa, de acertijo, de comunicación.
Hambre de un nosotros.
Habrá que poner un ladrillo o un granito da arena para que sepas cuantos pasean por la ciudad del sol.
Abrazos

20/12/06 10:13  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-