(Mañana ha sido hoy tan de repente)

amanecerá Dios, y medraremos


23S122006
__________________________________________________

¿Cuántas veces en mi vida, en la tuya,
cuántas veces en nuestra vida el despecho,
el resentimiento que produce el desamparo,
no ha sido sino una venda en el corazón
que nos impide ver en realidad cuánto nos aman
y las ganas locas que tienen de abrazarnos,
y lo acompañados que estábamos sin darnos cuenta,
y el deseo tan grande de encontrarse,
y lo tontos que somos,
y lo frágiles?



(No es que quiera que tengáis una feliz Navidad, es que quiero que elijáis tenerla. A pesar de todo.)

10 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Danelí, cual luciérnaga, añade que...

hoy mi deber era
(todos los días es diferente)

un beso y un abrazo
=)

23/12/06 02:24  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

Un beso.
Por darnos la oportunidad de elejir.

23/12/06 02:50  
Blogger ybris, cual luciérnaga, añade que...

Efectivamente.
El despecho nos lleva con frecuencia a la ceguera de no ver la compañía que se nos brinda.
Somos tontos y frágiles.

Un abrazo.

23/12/06 06:45  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

En este caso, y sin que sirva de precedente, no creo que sea tan simple, aunque entiendo la idea y la comparto en cierta medida. El tiempo, el tiempo es a mi juicio nuestro mejor aliado para que esa venda, de existir, que no siempre existe, o si existe es por razones que van mucho más allá, se vaya cayendo o volviendo traslúcida.
Y sí, eso sí, somos muchas veces tontos y frágiles.

Un abrazo

23/12/06 11:48  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Pues eso digo, Libertad, que amanecerá Dios, y medraremos. Que es una frase hecha poco usual pero que se utiliza en castellano para aplazar las cosas para mejor ocasión, o para expresar que habrá momentos más propicios.

No estamos sino absolutamente de acuerdo, y no quise simplificar, sino llegar a la esencia.

Un aabrazo para ti también.

23/12/06 12:28  
Blogger libertad, cual luciérnaga, añade que...

oju, tienes razón, sí, no había leído el título (por una vez, que mira que siempre los leo, sobre todo porque los tuyos y los de exagerada me parecen especialmente acertados, no lo había leído). Decimos absolutamente lo mismo, sí, absolutamente lo mismo.

23/12/06 12:51  
Blogger Elendaewen, cual luciérnaga, añade que...

Cada cual debería llevar un anillo como el cuento aquel, en el que se pudiera leer cada vez q pases por un momento de esos en los q nada se ve claro:
"Debes saber que esto también pasará"

Saludos.

23/12/06 15:16  
Blogger Uma -La rubia del Muelle-, cual luciérnaga, añade que...

Si tuvièsemos la luz necesaria a cada instante sabiendo que sì podemos elegir, pero a veces nos sentimos atados con tan poco y tan desgraciada cuerda...
Falibles e inefables, decìa yo...
afortunadamente.
No dudo que tendràs unas fiestas como elijas tenerlas.
Un abrazo, Uno.

23/12/06 21:55  
Blogger dulcinea, cual luciérnaga, añade que...

...pues, desgraciadamente muchas veces, y coincido con vosotros, que sólo el tiempo nos podrá quitar la venda...ya vendrán otros encuentros y otras ocasiones más propicias.

24/12/06 10:48  
Blogger Simplemente Olimpia., cual luciérnaga, añade que...

Tantas...tantas veces...pero esa venda opáca nos hace de filtro, de amortiguador, de ocelos...y nos engaña hasta saciarnos. Y sí cierto es que nos hace necios, y es carcasa para nuestra fragilidad.
NO sé si amanecerá, pero espero medrar sin tener que perpetuarlo.

Que amanezca mañana al menos!

Olimpia.

24/12/06 13:37  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-