(Mañana ha sido hoy tan de repente)

tal vez sobre, tal vez no sea el momento


28M112006
__________________________________________________

Recuerdo una vez que fuiste Mme. Curie, unas madalenas con arándanos, un desayuno con pestiños. Recuerdo un poema anónimo en el que se deshojaban margaritas, perder seis veces seguidas al uno, haber estado pisando uvas con los pies desnudos. Recuerdo las piedras blancas, el jugo en Cioran que las disuelve, tus ojos al descubrir la Casa de las Flores. Recuerdo un bosque, los caídos por Dios, por la patria y por Rumanía y no haber visto el Hiakutake. Recuerdo el mar de mercurio, los almácigos poco usuales y los anacardos. Recuerdo una vidriera en el salón, un espejo en la habitación, una ventana con vistas. Recuerdo que editar la lluvia era necesario, a Íñigo Montoya vestido de villano, a ti robando servilletas. Recuerdo haber estado influido por las circunstancias, la república independiente de estulticia, que jamás acabamos Arte de pájaros. Recuerdo una mañana en un salón con vigas vistas, varias tardes en la luna, muchísimas noches. Recuerdo cuando nos hablaban de George Santayana, cuando espiábamos una receta para curar el mal de ojo, cuando me descubriste cotilleándome a mi mismo. Recuerdo haber estado leyendo al unísono Rayuela, haber leído en voz alta Seda, que me fotocopiaste todas las preguntas. Recuerdo cuando me hermanaste de agua y que íbamos a morir aquella Navidad en aquella carretera nevada.

Treinta y cinco recuerdos felices bailan en mi corazón esta mañana. Treinta y cinco recuerdos de cosas que me convirtieron en alguien mejor, en alguien más sabio.
El resto lo voy echando al saco del olvido.






(Todo lo que hago es para hacerte reír; si te veo llorar otra vez me voy a tener que ir o me va estallar el pecho aquí mismo y voy a mancharlo todo de dolor que es un color feísimo)

7 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Amélie Poulain, cual luciérnaga, añade que...

Treinta y cinco recuerdos felices son muchos recuerdos. Pero lo mejor de todo es, que como en el del olvido, en este saco siempre hay hueco.

28/11/06 23:00  
Blogger Nhita, cual luciérnaga, añade que...

El color del dolor? No sé, creo que lo guarde en algún saco..

Se me ha olvidado..

28/11/06 23:17  
Blogger Exagerada, cual luciérnaga, añade que...

Es lo mejor de la memoria, la selección positiva. Yo la practico siempre que me lo permite.

29/11/06 09:57  
Blogger Elendaewen, cual luciérnaga, añade que...

Nunca es el momento hasta que llega, y no puedes para los pinceles neuronales.

Saludos.

29/11/06 13:23  
Blogger desmartes, cual luciérnaga, añade que...

Te late... siempre son recuerdos que bailan.

29/11/06 13:39  
Anonymous Uno Que No es Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

Tambien me acuedo de la vidriera
me acuerdo del mucho amor que puse en ella

Olvido un cerro de cosas
tanto buenas como malas

De quien mas me acuerdo es de mi hermano mayor y de mi madre,
ya muertos
y mucho de mi hermano Pablo, muy enfermo.

"-La comida es horrible
-y las raciones tan pequeñas"

29/11/06 17:16  
Blogger paaliy, cual luciérnaga, añade que...

una preciosa selección de recuerdos..

3/12/06 11:36  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-