(Mañana ha sido hoy tan de repente)

Mar Bened


22X022006
__________________________________________________
"La esperanza tan dulce,
Tan pulida, tan triste,
La promesa tan leve,
No me sirve.

No me sirve tan mansa
La esperanza,
La rabia tan sumisa,
Tan débil, tan humilde,
El furor tan prudente,
No me sirve.

No me sirve tan sabia
Tanta rabia,
El grito tan exacto
Si el tiempo lo permite,
Alarido tan pulcro,
No me sirve.

No me sirve tan bueno
Tanto trueno,
El coraje tan dócil,
La bravura tan chirle,
La intrepidez tan lenta,
No me sirve
No me sirve tan fría
La osadía [...]"


-Me sirve y..., Mar Bened-


Porque aún no tengo tan claro lo que sí me sirve.



3 han querido poner más luz en esta calle

Blogger insanna, cual luciérnaga, añade que...

¿Debe hacer servicio? A lo mejor sólo está ahí por y para ti, simplemente

22/2/06 19:15  
Blogger Gasteropodo, cual luciérnaga, añade que...

Por lo menos tienes claro lo que no te sirve, que ya es algo. Aunque lo mismo ni eso. ¿no?

Bueno, depende del momento y de la compañia. Yo con este frio parece que tengo mas claro lo que me sirve, tan solo que no lo tengo. Y eso tampoco esta bien

22/2/06 20:03  
Blogger Vera, cual luciérnaga, añade que...

Bonito poema...

Por cierto, ¿es éste el sol de tu ciudad?

No cabe duda: de niño,
me perseguía el sol.
Andaba detrás de mí
como perrito faldero;
despeinado y dulce,
claro y amarillo:
ese sol con sueño
que sigue a los niños.
(El fuego de mayo
me armó caballero:
yo era el Niño Andante,
y el sol, mi escudero.)

[...] Alfonso Reyes

22/2/06 21:10  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-