(Mañana ha sido hoy tan de repente)

...y guardar los papelitos donde no hago sino hablar de ti


17M012006
__________________________________________________
Necesito un cardiólogo de urgencia que me extirpe de cuajo este amor que me crece dentro y empieza a humedecerse, a verdecer de moho las esquinas, a supurarme por los lacrimales, a enquistárseme a la vez que crece.

Necesito un cardiólogo de urgencia que lo arranque, que me lo saque rápido antes de anegarme entero. Y luego si quiere que lo use, que lo transplante en los crispados, que lo utilice de confetti en los desfiles aprovechando sus muchísimos colores, que lo emplee para dar luz allí donde las sombras se lo comen todo.

Porque es inútil este amor si no lo quieres. Porque es una carga dolorosa para llevarlo solo, porque es absurdo y ridículo como las llaves para las que no existen cerraduras.

Yo no lo quiero ahora que no puedo usarlo, porque me va quemando desde las plantas de los pies hasta la nuca, pellizcándome por dentro en punzadas de dolor agudo, yo no lo quiero ahora que hay fantasmas que te rrecorren los ojos, que me ponen barreras invisibles y me disuaden incluso del propósito.


24 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Exagerada, cual luciérnaga, añade que...

Y lo vas a tirar, Unito? Cómo te atreves, con lo poquísimas veces que nace!!! Espera, cuídalo. No te desprendas de él todavía. Espera.

17/1/06 08:59  
Anonymous kmpa, cual luciérnaga, añade que...

El amor siempre genera amor... hasta en los corazones sin magia... tu que la tienes solo aguarda, porque acabará por encontrarte.

17/1/06 09:01  
Blogger René, cual luciérnaga, añade que...

1. Se pasará. Te lo GARANTIZO.

2. Espero que sea ficción esto que dices hoy.

17/1/06 11:31  
Anonymous Anónimo, cual luciérnaga, añade que...

No puede ser...
No puede ser que me leas el alma y coincida cada día, con mis cambios de humor, con mis vavienes, con mis subidas y bajadas, con mi inestabilidad...y cada día que te leo coincido contigo, yo estoy sintiendo lo mismo...
Me llega a asustar, pero me provoca un sentimiento un poco de hermandad...
Gracias de nuevo

17/1/06 12:29  
Blogger Una hija de puta con clase, cual luciérnaga, añade que...

… y siempre es lo mismo, siempre. Pero no te podrás librar de ese amor, por bueno que sea el cardiólogo. No hay ser humano capaz de arrancar eso, y duele, lo sé. Pero es una enfermedad crónica que aquellos que padecemos, más tarde o más temprano, encontramos analgésicos que alivian el dolor, la angustia, el ahogo… Se te cambiará la cara, la expresión, la sonrisa pero seguirás siento tú, sólo que un poco más cansado. Y esto cambiará cuando mires a otro sitio…

17/1/06 14:09  
Anonymous Tantalia, cual luciérnaga, añade que...

El dolor se talla y se detalla... ya lo dijo alguien antes que yo, Uno.

17/1/06 15:43  
Blogger Emma was an angel, cual luciérnaga, añade que...

Me gusta todo este escondite, ganas de saber, y recolectando pedacitos del mapa del tesoro..

17/1/06 21:48  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Mi abuelo se llamaba Homero nadie se llama así hoy día, Uno Unito Uno. Y era ciego como el amor. Por eso supongo que amó de aquella manera ilimitada. Una vida marcada por un nombre.
Quizá tu corazon este marcado por el tuyo.

30/1/06 12:17  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

El éxtasis tiene mucho que ver con la consciencia. El amor no es ciego. Homero sí y por eso se murió. Por no saber ver, por no saber distinguir peces y pulgas.

Pero mi nombre...
Mi nombre no es como me hago llamar, ni siquiera como me llaman.

Nunca nadie me ha llamado por mi nombre.

31/1/06 22:27  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Me lo imagino. Pero no se trata de quién te haya llamado por tu nombre sino de si te has llamado tú. De los destinos marcados o las rutas. De si ese nombre o el de tu abuelo como en mi caso llevaban dentro que escribieras papelitos donde no haces sino hablar de ella. Homero, Epicuro, Teodoro. Hay nombres llenisimos de caminos.

1/2/06 11:12  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Ya, ya. Si te había entendido. El in nomen omen de los latinos. Etimológicamente mi nombre significa algo así como "gardián del tesoro, de las mercancías" o "fuerte por sus riquezas". No está muy claro. Mis apellidos son de lo más luminoso.

¿Soy un caso de in nomen omen? Puede ser, puede ser.

1/2/06 20:13  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Entonces ya se tu nombre hombre latino que mira. Yo se supone hago feliz y vengo de un hombre amable que vino de uno que no ve, aunque sí mirara, y de una viña que nació de una mujer que florecía.
A lo mejor ese es mi destino de árbol genealógico.
O a lo peor.
Deberíamos estudiar destinidad genonominal en las escuelas.
Y el tuyo sin ramas dependerá, creo adivinar, de qué consideremos riquezas.

2/2/06 08:38  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

No creo que el destino esté marcado, ni siquiera por el nombre. Sí creo que tengo una vocación irrenunciable. No creo que seamos libres, un montón de circunstancias ambientales, sexuales, culturales... nos costriñen, nos reprimen, nos dirigen. Sí creo que podemos cambiar.

No creo y sí creo.

Riquezas tengo muchas, pero posesiones pocas. Tengo valor (creo que en todos los sentidos), pero no precio.

Y tú comienzas a intrigarme...

2/2/06 19:38  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Cautela hombre que mira no termines bajando a buscarme.
Cosas del destino. Yo tampoco creo y sí.

3/2/06 14:20  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

No, la verdad es que yo esperaba que subieras a buscarme tú.

3/2/06 16:42  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

¿Y privarte de que te acompañe Virgilio? No claro que no.

3/2/06 16:53  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Lástima, porque ya hice ese viaje, y creo que no voy a repetirlo.

Ya completé mis viajes iniciáticos. Ciao Dante. Adiós Orfeo. ahora vuelo hecho luz sobre campos de exterminio.

Y no puedo bajar a buscarte.

3/2/06 17:14  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

¿Como te escribo la risa para que la oigas? Sólo jugaba hombre latino, siempre me cuesta no jugar pero ahora frunzo el ceño y me coloco la melena y me atuso las pestañas para decirte dos cosas muy en serio, nunca se acaban los viajes iniciáticos y es mejor volar sobre los ríos de sitios fabulosos, si no cuando miras abajo se quitan las ganas de volar. Me reía más pero leí tu texto de hoy y el dolor placer olvidado peor me la ha calmado un poco.
Así que te mando la sonrisa que quedó.

4/2/06 12:55  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

En realidad leyendo el ultimo post no puedo sacudirme la sensación de que vuelas allá abajo, hombre latino. No es una crítica ni llevarte la contraria.
Un beso.

8/2/06 08:00  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Bueno... ya sabes que en la ciudad de sol, las cosas no siempre son lo que parecen.

8/2/06 19:04  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Es posible. Es sólo que leyendo eso parecías estar mucho más cerca del infierno que yo. A pesar de la genodestinidad, por supuesto.
Besos.

8/2/06 21:17  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Besos, me mandas besos así, como si nada, mirándome con tus ojos teñidos con lágrimas de tu mundo inexistente.

Yo me estoy dando y tú recibes, y usas el verbo jugar en vano, y te ocultas tras los nombres, tras velos de palabras, y yo me muestro así, tan trasparente, que sólo los ojos atentos me advierten el la luz del día.

Besos, me mandas besos. Está bien, yo los recojo, y los guardo para cuando decidas enviarme también unos labios carnales con que darlos.

9/2/06 10:52  
Anonymous Tearsworld, cual luciérnaga, añade que...

Así sí, así como hoy enamorado de estar enamorado, loco por ser quien de verdad eres antes de la luz del día. No tomo el verbo en vano, "uno" juega con todas las mayúsculas y yo juego siempre tan en serio, hombre latino. Y no me escondo detrás de las palabras, y no te mando besos como si nada, sólo pienso que la carne si no tienes cuidado se parece demasiado a la mañana. Tú te muestras, yo me asomo, no es por prudencia.
Es como bailar.
Y no quería vulnerarte (prepotencia pero por qué no a mitad del minuetto).
Besos.
Besos.
Y hoy sí, muchas sonrisas.

10/2/06 08:14  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Y ahora me despierto extraño de un sueño en el que no he dormido. Como si las cosas que te digo en silencio sólo tuvieran sentido si te toco con los ojos.

Entonces habrá que tener cuidado con la carne, ese vasto país que pide incendios, esa turba en revolución constante.

Y fuir en el ritmo.

Que me partieras en dos, que lo quisieras.

(¿Por qué vuelves?)
Y me como tus besos.
(¿Qué tiene mi alegre tristeza que te imanta?)
Y me como tus besos.

Y hoy sí.
Hoy sí.
Hoy me desnudo.

11/2/06 13:52  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-