(Mañana ha sido hoy tan de repente)

¿Cómo me vas a abrir si no toco el timbre?


09L012006
__________________________________________________
Yo no quiero escribir sobre vivir un sueño. Quiero vivir un sueño sobre el que escribir. Y no sé bien qué hacer con esta sensación olvidada, ni cómo era que se hacía para despertar el deseo, cómo quitarme este velo de ángel triste de los ojos, cómo agradecer la dicha de que estés cerca y de que me busques, cómo calmar esta impaciencia de lloverte entera, cómo insinuarme sin resultar ni obvio ni idiota ni todas esas cosas que no soy y a veces me parezco...

Y te voy guardando los besos que te debo que empiezan a rebosar los almacenes del alma. Porque parpadeas y se cauterizan a pares mis heridas. Porque cuando llego a casa después de haber estado un poco cerca de ti, me veo hasta más guapo al mirarme en el espejo, a pesar de este hormigueo triste que me recorre las palmas de las manos, esta melancolía de la ausencia, este no poder sino quererte y no acordarse de qué hacer con tanta vida.



3 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Exagerada, cual luciérnaga, añade que...

Tú vas a saber cómo. Cómo no vas a saber tú?

9/1/06 09:57  
Blogger Una hija de puta con clase, cual luciérnaga, añade que...

Últimamente me llegas mucho más de lo que debieras…
Doy gracias de no ser la protagonista de tus palabras, estaría perdida. Como siempre, entre palabras…

9/1/06 20:00  
Blogger Uno que mira, cual luciérnaga, añade que...

Espero acordame Exagerada, sería genial que me acordara.

Querida hija de puta con clase, gracias por ser termómetro. El problema es que la protagonista no lo lee. Tal vez porque no quiero que se pierda entre palabras, sino que se encuentre entre mis manos. Que quiera encontrarse.

10/1/06 08:26  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-