(Mañana ha sido hoy tan de repente)

el olvido está lleno de memoria


26L122005
__________________________________________________
Vengo de visitar a mis abuelas. Tengo muchas. Una enormidad de ellas. Tengo una abuela de diez años que le ponen medallas en el colegio y otra de diciséis que trabaja en una oficina por compromiso familiar, tengo una abuela de veintiún años con el novio en el frente y una abuela gobernando una casa con doce a cenar.

Tengo una abuela para la que soy su hijo y otra para para la que soy su hermano y otra para lo que soy su nieto y otra para la que soy otro de sus nietos y otra para la que soy un desconocido.

Tengo una abuela cada cinco minutos, y todas son guapas y todas son inteligentes y todas tienen una guasa que no se la salta un gitano y hondura de corazón y bondad infinita. Todas tienen una abnegación digna de encomio. Todas se merecen amor.

A su alrededor todos se empeñaban en decirle que tiene 89 años, que está en su casa, que es viuda que es Navidad. Ella me mira un poco desconcertada y a mí sólo me entran ganas de decirle, ni caso, ahora salimos tú y yo a recoger margaritas en la tapia de 1927 en esta tarde tan bien de primavera.

Y le doy la mano, y le hago caricias. Porque esas yo sé que las entiende.

8 han querido poner más luz en esta calle

Blogger Nepomuk, cual luciérnaga, añade que...

Venía a agradecer la aportación a la patrulla Luiscar (¡qué aportación Virgensanta!) y nunca he comentado y blabla...pero claro. Me has puesto una red de peces que imposible no quedarse un poco atrapado en ella. Así que ya de paso...hoyvoyacomentar y blablá...

Una de mis abuelas no parentales me decía "ay, la diferencia entre hijos y nietos es que a los segundos se les puede mimotear sin represiones".

Pillín...tú también sacas algo a cambio.

26/12/05 23:46  
Blogger Exagerada, cual luciérnaga, añade que...

Este es el nieto que todas las abuelas quisiéramos tener.

27/12/05 09:06  
Blogger Poledra, cual luciérnaga, añade que...

Yo a la mía la agarraba de la cintura, le robaba patatas fritas y la miraba en silencio...y ella no pedía más.

Cógele de la mano y hazle un par de caricias de mi parte.

27/12/05 11:05  
Blogger René, cual luciérnaga, añade que...

Yo las perdí a todas, pero también eran fantásticas.

27/12/05 14:19  
Blogger , cual luciérnaga, añade que...

... pocos quedan que jueguen así con la vida... sigue haciendo cuentos para el día a día... para las abuelas, para los niños, para los olvidados, los tristes, los perdidos... para todos... que al final la energía positiva que generas te la llevas colgada del corazón. Enhorabuena.

27/12/05 15:57  
Blogger Chabacano, cual luciérnaga, añade que...

Muchas gracias por descubrirme a José.

Por otra parte no puedo leer lo que pones en tu blog; me aparece todo en blanco sobre fondo blanco. Siendo cursi, es como buscar mariposas blancas en la nieve.

Uso firefox, por si te aporta algo.

Un saludo

27/12/05 16:47  
Anonymous Kiwi Juice, cual luciérnaga, añade que...

y te despertaría hoy diciendo que está nevando

:_|

28/12/05 12:58  
Blogger walking around, cual luciérnaga, añade que...

'todo se hunde en la niebla del olvido
pero cuando la niebla se despeja...'

29/12/05 21:09  

Publicar un comentario

<< Cuando estés perdido, vuelve al principio -Vizinni-